¿QUE PELÍCULA VER EL DÍA NACIONAL DE LA MUJER EN BÉLGICA?

Hoy se celebran cuestiones muy variadas y en muchos sitios: en Colombia el ‘Día de la Independencia de Cartagena’, en Estados Unidos el ‘Día de los Veteranos’, en China el ‘Día de los Solteros’… y aunque hoy en Corea del Sur es ‘Día del Pepero‘, y hubiese sido maravilloso encontrar una película sobre ello, finalmente me he decantado por hablar de pelis relacionadas con la mujer aprovechando que hoy, 11 de noviembre, es el Día Nacional  de la Mujer en Bélgica.

Y ojo con la peli escogida porque creo que puede ser muy interesante justo ahora que se abre un complejo debate en torno a la ‘Ley Trans’ impulsada por Irene Montero en España.

Lo cierto es que no he encontrado demasiada información sobre esta fecha, pero sí puedo deciros que se viene celebrando desde el 11 de noviembre de 1972, cuando Furia –un grupo activista flamenco con vocación feminista, que desde los 70 busca integrar en la sociedad belga el debate de la igualdad-  escogió este día para desarrollar su actividad más conocida. De este modo, Furia celebra cada año en una ciudad distinta de Bélgica el ‘Día Nacional de la Mujer’, realizando distintos talleres, actividades y debates.

¿Por qué se celebra el 11 de noviembre? Pues casi se escogió este día por casualidad: Furia invitó a Simone de Beauvoir como ponente a este primer encuentro feminista de 1972 y la escritora francesa sólo tenía libre en su agenda el 11 de noviembre.

Muy poco épico, la verdad.

Resultado de imagen de simone de Beauvoir

A este primer V-Day (<<V>> como signo de paz, como signo de victoria y como signo de mujer, ya que en neerlandés se traduce mujer como <<vrouw>>) se estima que asistieron más de 10.000 mujeres, con las que se habló de educación sexual y del aborto; hubo representaciones teatrales, cantos y bailes; y, además de Beauvoir, participaron importantes asociaciones de mujeres y feministas internacionales como Joke Kool-Smit, Germaine Greer, Hennie de Swaan y Hedy d’Ancone… porque en aquel V-Day se quería dejar claro que la cooperación internacional era esencial en la lucha feminista.

En 2003, la senadora Fatma Pehlivan presentó un proyecto de ley para celebrar también el 8 de marzo en Bélgica y declararlo oficialmente fiesta nacional.

En 2014 Bélgica era señalado por la OCDE como el país que mejores opciones tenía para las mujeres –España aparecía en el 4º puesto- al garantizar su seguridad y la de sus familias, una vida libre de violencia, acceso a la información, a la educación, derechos cívicos y políticos, y considerando otros aspectos como el medioambiente, los ingresos, la vivienda o su propia satisfacción.

Por eso, y aprovechando que tenía ganas de verla, hoy os traigo una película que creo que puede generar debate: hoy os hablo de la película belga “MI VIDA EN ROSA” (Alain Berliner, 1997)

¿DE QUÉ VA LA MANDANGA?

 “Mi vida en rosa” cuenta la historia de Ludovic, un niño de 7 años de una familia de clase media –formada por sus padres y sus tres hermanos- que acaba de mudarse a una urbanización de aspecto moderno y joven, que recibe a los recién llegados con los brazos abiertos: el jefe del padre de Ludovic, quien también vive en el barrio, les ha conseguido la nueva casa y algún que otro vecino les ofrece ayuda  para terminar de instalarse.

Por todo ello la familia de Ludovic decide organizar una fiesta para agradecer toda la hospitalidad. Y es en ese momento en el que, de un modo muy natural, el director aprovecha para mostrarnos cómo es cada vecino en la intimidad pero… ¡qué chorprecha! Lo que parecía moderno, joven y aperturista es más bien casposo, retrógrado e hipócrita.

Por eso, cuando al inicio de la película aparezca Ludovic delante de sus vecinos vestido con la ropa de su madre y diciendo sin ningún tipo de problema que lo que más desea en el mundo es convertirse en mujer… las máscaras de unos y de otros caerán sin remedio.

A partir de este punto, Ludovic tendrá que luchar por hacerse entender y, lo que quizá es más difícil todavía, entenderse a sí mismo en un mundo en el que parece no encajar.

Y esto es algo que nos señalan de un modo bastante inteligente durante toda la película: en el barrio todos son iguales, con sus dramas y sus problemas, pero iguales en la vida pública; con casas cortadas por el mismo patrón, con las mismas aspiraciones y deseos, y con una actitud que se mueve entre lo paternalista y lo negacionista con todo aquello que pueda salirse de lo normativo.

Lo sé, soy consciente, no sé hasta qué punto se me aceptará meter esta película para hablar del Día de la Mujer… pero he creído que negarle a su feminidad a Ludovic me convertiría en alguien tan hipócrita como sus vecinos.

LAS 5 CLAVES

El manejo de la comedia

Es un drama, no nos engañemos, pero en todo drama hay un punto de comedia… y “Mi vida en rosa” no iba a ser una excepción.

No es una comedia tronchante, es una comedia triste y oscura, que nace de la inocencia de una niña que está perdida en un mundo de adultos a los que les falta mucho por entender y aprender.

Creo además que funciona bien como contrapunto de lo que es una realidad terrible. Incluso en una sociedad como la actual, distinta –quiero pensar que también más avanzada, pero desde luego distinta- a la de 1997, no debe ser nada fácil la vida de un niño o una niña trans, por eso manejar la comedia de un modo tan fino y tan respetuoso me parece un acierto.

Ojo con ‘el niñito

El actor Georges Du Fresne, que en el momento de realizar esta película tenía 13 años, hace un trabajo extraordinario. Que con esta edad fuese capaz de interpretar tan bien un papel tan complejo es difícil de creer.

Mis dieses.

La doctrina de partido

Honestamente pienso que es muy complicado contar una historia como esta sin posicionarte de un modo burdo, consiguiendo ser aséptico y respetando a la vez que se le da voz a lo que (creo) a todas luces es injusto. Por eso, que en ningún momento haya tenido la sensación de encontrarme ante una historia maniquea, es quizá lo que más valoro de la película.

Y obviamente “Mi vida en rosa” es una crítica hacia aquellos que no entienden a Ludovic, pero no creo que se busque cambiar su opinión. Es más, dudo que alguien que piense como el entorno de Ludovic fuera a tener nunca interés por ver una película así. Lo que pretende Alain Berliner –si es que yo soy alguien para decir lo que pretende o no- es hacernos llegar la historia de una niña que está sufriendo en el cuerpo de un niño y que nadie a su alrededor hace un esfuerzo por entender ese sufrimiento.

El final  y la evolución.

Si en algo flaquea la película es en su final y en general en su rumbo durante el tercer acto.

Sin entrar en spoilers, el final se cae, vaya, sobre todo porque se apuesta por redimir a ciertos personajes de un modo que no es del todo justo ni con Ludovic ni con el propio discurso que se había mantenido durante el film. Y al igual que el desenlace parece precipitado, y con un cierre algo extraño, la evolución de los padres de Ludovic también resulta errática a partir del tercer acto.

Resultado de imagen de Ma vie en rose

Ensoñaciones de otro tiempo.

Por poner algún pero más, creo que las ensoñaciones y algún otro recurso narrativo a ojos de 2020 pueden sacarte un poco de la peli por ser viejunos y ya muy vistos. Aunque en general, más que molestar, simplemente no aportan nada.

¿A QUÉ HUELE?

“Mi vida en rosa” huele a películas como Pequeña Miss Sunshine y Billy Elliot con algo de Léolo.

A QUIÉN LE GUSTARÍA

A Idealista, porque en ese barrio podrían hacer negocio con la compra-venta de viviendas unifamiliares.

Resultado de imagen de idealista

A QUIÉN NO LE GUSTARÍA

A Abascal, por lo obvio.

Resultado de imagen de abascal

ÚLTIMOS APUNTES

NOTA: 7/10

Esta es otra peli que podéis ver en Filmin pinchando aquí.

Título original: Mi vida en rosa| Año: 1997| País: Bélgica| Dirección: Alain Berliner | Guión: Alain Berliner y Chris Vander Stappen (Idea: Chris Vander Stappen) | Fotografía: Yves Cape| Reparto: Georges Du Fresne, Michèle Laroque, Jean-Philippe Ecoffey, Hélène Vincent


Sergio Véliz

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s